Desarrollo Emocional: ¡Libérate de los Celos!


Los celos son un síntoma de falta de confianza en si mismo


El celoso no sufre por lo que ve, sino por lo que imagina. Conoceremos el estado del amor solo cuando los celos, la envidia, la posesión y el dominio terminen. Mientras haya posesividad, no hay amor -Krishnamurti-

Cuando nos volvemos celosos entramos en una especie de competición torcida. Prescindiendo de cuál sea el blanco de nuestros celos, en cuanto entramos en liza hemos perdido. Tenemos todas las desventajas, en esta competición unilateral, porque nosotros somos el único adversario.

Nuestros celos nos llevan invariablemente a sentimientos y comportamientos corrosivos tales como la ira, la obsesión, la autocompasión e incluso la irracionalidad. Es claro que el problema está dentro de nosotros y tiene poco que ver con acontecimientos e influencias externas. Los celos reflejan inmadurez, un sentimiento deformado de orgullo y sobre todo, inseguridad.

Algunos defectos del carácter tienden a diminuir en un período relativamente corto. Muchos hemos comprobado que los celos son menos dados a ceder; librarse de esta emoción autodestructiva parece depender del crecimiento personal a largo plazo.

Andando el tiempo, podemos llegar a ser menos celosos practicando principios espirituales, pues con ello potenciamos la humildad, es decir, una percepción más fiel de nosotros mismos también en relación con los demás. Al edificar nuestra seguridad interior, nos inclinamos menos a reaccionar antes las fuerzas externas con emociones que nos envenenan a nosotros mismos.

PENSAMIENTO PARA HOY: Los celos nacen más a menudo de nuestra propia inseguridad que de influencias externas.


los celos no es amor




En tan solo 3 minutos este psicólogo explica que es, cómo se manifiestan y por qué se sienten los celos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja un comentario sobre este artículo aquí: