CRECIMIENTO PERSONAL: Desarrolla la Humildad

La grandeza de las personas se mide por la humildad de su alma

La verdadera humildad no es un espíritu rastrero y servil que se desprecia a sí mismo. No es más que una estimación correcta de nosotros mismos tal como nos ve Dios. Tryon Edwards


A muchas personas les resulta difícil comprender el concepto de la humildad. Algunas confunden la humildad con la humillación, por ejemplo. Creen que para ser humilde hay que ser rastrero y obsequioso y esto no es así.

¿Qué es la humildad? Es una forma de rendición, en el sentido espiritual más positivo. Adquirimos humildad renunciando a nuestro orgullo con el fin de buscar y cumplir la voluntad de Dios. Es una indicación honrada y fiel de nuestros defectos, debilidades,virtudes y cualidades.

Una de las formas más importantes de adquirir humildad consiste en aceptar nuestras limitaciones personales. cuando sufrimos de un defecto del carácter o nos enfrentamos a la adversidad, por ejemplo, necesitamos ser humildes para reconocer la necesidad de recabar la ayuda de un poder mayor que nosotros.

Asimismo, comprobamos que nuestra disposición a confiar en Dios se ve fortalecida en la medida en que somos capaces de aceptar nuestra impotencia en otros campos de la vida. No sólo somos seres limitados en lo que se refiere a nuestro poder personal, sino también en nuestra capacidad de ver todo el cuadro, como Dios puede verlo. Así pues, un ingrediente importante de la humildad es la buena disposición a abandonar nuestros propios y limitados objetivos y, depositando nuestra confianza en una fuerza más elevada y avanzar hacia nuestros objetivos.

PENSAMIENTO PARA HOY: Adquirimos humildad en la medida en que renunciamos a nuestro exacerbado orgullo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja un comentario sobre este artículo aquí: