Pensamiento Positivo: Autoaceptación I

El éxito más grande es la aceptación de uno mismo
La persona que se acepta es porque ha decidido convivir con su propia realidad, sean cuales fueren las imperfecciones y defectos, de una manera completa, sin reservas. Es consciente de que hay varias cosas que no le gustan, pero también sabe que aceptarse no significa  necesariamente gustarse. Desde la aceptación se puede programar y diseñar con serenidad los cambios y las mejoras que nos permitan gustarnos o convertir en irrelevantes losa aspectos menos positivos de nuestra persona.

La autoaceptación conduce directamente la autoestima. Además, contemplar con serenidad la propia realidad psicofísica y mental nos ayuda a mantener una relación más equilibrada y armónica con nosotros mismos y nos anima y estimula a mejorar y perfeccionar esa realidad. Nadie se sentirá inclinado a cambiar aquellas cosas cuya realidad niega en sí mismo.

Si sentimos miedo, somos pobres o somos presa de celos, lo mejor es que nos convirtamos en testigos de nuestro propio miedo, pobreza y celos y hasta que dialoguemos con ellos. Si los aceptamos y no tratamos de negar y combatir su realidad, nosotros seremos cada vez más fuertes, y nuestros temores, limitaciones y problemas, cada vez más débiles.

La ira la envidia, los temores, los celos y otros sentimientos negativos irán desapareciendo si los aceptamos con serenidad y les perdemos el respeto. Reconozcamos y aceptemos nuestras limitaciones y temores, pero sin identificarnos con ellos, poniéndonos por encima.

Bernabé Tierno
Psicólogo y Pedagogo

Acepta y elevate por encima de la razón




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja un comentario sobre este artículo aquí: