Pensamiento Positivo: Sonríe y Disfruta de las Pequeñas Cosas II

frase de inspiración

Redescubre las cosas normales,
el encanto sencillo de la amistad,
Las flores para un enfermo,
una puerta abierta,
una mesa acogedora,
un apretón de manos,
una sonrisa,
el silencio de una iglesia,
el dibujo de un niño,
una flor que se abre,
un pájaro que canta,
una hilera de álamos,
un riachuelo, una montaña...
La vida se vuelve una fiesta
cuando sabes disfrutar
de las cosas normales de cada día.

                                                                   Phil Bosmans 
                                                                   Clérigo Belga


Miraste con amor la vida, cada mañana al despertar, cada noche al caer. Dejó de ser un disco rayado, una insoportable rutina, un fastidioso penar. El trabajo ya no era una imposible cruz, el sufrimiento se mitigaba, los compañeros y hasta el jefe ya no eran tan molestos. Se rompió la tensión y el frenesí por el fin de semana, por las vacaciones. Vives cada día porque cada día merece vivirse.

Descubres la belleza de cada cosa, sobre todo de las pequeñas. ¡Increíbles pequeñas cosas! Son casi toda la vida. Y son tan bellas. Estaban ahí y no lo sabías. Tantos detalles, sonrisas, dedicaciones, apoyos. Ahora llenas el tiempo de tu vida de pequeñas cosas. Las vidas de tus cercanos se están llenando con tus pequeñas cosas.

Miras con amor tu vida, la del niño que aún gatea, la del anciano que se apaga. La vida, la que tú tienes y la que los otros tienen. La miraste con amor. Ser feliz no es tan difícil. Tal vez sea sólo eso: mirar con amor.

¡Cuánto tiempo perdido en sufrir y en hacer sufrir y en hacer sufrir por bobadas! ¡Niégate a sufrir lo que no merece ser sufrido! Sobre todo no sufras lo que aún no ha ocurrido pero tu imaginación te hace suponer que va a ocurrir. 

Manuel Iceta

Clérigo español 


Éste es el presente precioso, sin que importe cómo fue el ayer, sin que importe lo que pueda depararnos el mañana. Con los ojos interiores abiertos podemos encontrar una belleza inmensa oculta en los detalles intranscendentes de la vida diaria.  Con los oídos interiores abiertos podemos escuchar la música sutil y encantadora del universo dondequiera que vayamos.

Con el corazón abierto podemos disfrutar profundamente de la compañía de las personas que nos rodean: familiares, amigos, conocidos o extraños, entre ellas aquellos cuyos caracteres no son perfectos, del mismo modo que nuestro propio carácter no es perfecto. Cuando estamos abiertos a la belleza, al misterio  y a la grandeza de la vida corriente, comprendemos que siempre ha sido bella, misteriosa y grandiosa, y que siempre lo será.

Timothy Miller  
Psicólogo norteamericano
No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja un comentario sobre este artículo aquí: